Láser Candela, la depilación permanente súper efectiva

Salud

Vivimos en una cultura en la que el vello anatómico no está bien visto, si la cera es el procedimiento a usar, mínimo una vez por mes va a deber ir a depilarse, con el rasurado la piel se reseca y se daña, favoreciendo la aparición de foliculitis o someterse en su casa a una sesión con las depiladoras eléctricas que asimismo arrancan el pelo de raíz.

Conforme la última encuesta efectuada en Argentina por Clinica Lemel, la depilación por láser se halla en el primer puesto con más de un millón de tratamientos efectuados a lo largo del último año.

El ritmo de vida cada vez es más acelerado y los pacientes no disponen del tiempo que desean para cuidar su piel. De ahí que, procuran las opciones más prácticas, veloces y eficaces en el momento de depilarse.

Una piel depilada aporta un montón de beneficios en la vida diaria: en el momento de practicar deporte, la ausencia de vello reduce la sudoración, facilita los masajes y mejora la higiene. Ni charlar si estamos de vacaciones o bien en viaje de trabajo. Por estos y otros motivos, la depilación permanente es en la actualidad el procedimiento preferido para hombres y mujeres.

Mas para seleccionar el tratamiento adecuado es preciso informarse sobre ciertas cuestiones.

¿Láser o bien luz pulsada?

Lo esencial en el momento de seleccionar un tratamiento de depilación es asegurarse que se trata de láser de diodo, como el sistema Soprano, o bien Alexandrita, como el nuevo láser SYNERON CANDELA con tecnología GentleMax Pro últimamente llegado al país que es el más moderno que hay en el mercado.$datos[

La una gran diferencia entre el láser y la luz pulsada es que el láser es considerablemente más concreto y deja llegar a temperaturas mayores para trabajar muy puntualmente en el folículo. Esta diferencia es muy evidente desde la tercera sesión, que es cuando ya se marcha suprimiendo pelo y el que queda está ya más desgastado. Ahí es cuando la luz pulsada deja de ser eficaz.

Este equipo con tecnología GentleMax Pro se identifica por tratar exitosamente todo género de vello aun el pelo claro y delgado (más bastante difícil de quitar). Con CANDELA los tratamientos dejaron de ser dolorosos, además de esto no usa gel, su sistema de frío deja que se destroce el folículo piloso sin dañar la piel, las sesiones son rapidísimas y eficaces, en la primer sesión se suprime hasta un ochenta por ciento del vello.

¿De qué manera actúa el láser?

El láser actúa por un proceso llamado «fototermólisis selectiva» (foto: luz, termo: calor y lisis: destrucción) y selectiva por el hecho de que solo actúa si el pelo y el folículo están cargados de un pigmento llamado melanina, que es lo que da color al pelo.

Centro médico, un punto clave

Ya antes de decidir dónde empezar el tratamiento, es clave saber que si no se está en manos especialistas y si las tecnologías no cuentan con las aprobaciones sanitarias pertinentes ni con las seguridades mínimas para efectuar el tratamiento, se puede incurrir en quemaduras, máculas en la piel, aparte de resultar ineficaz el tratamiento.

En el momento de decantarse por un procedimiento de depilación es esencial buscar centros que cuenten con respaldo médico y cuyos equipos tengan la aprobación de seguridad de Anmat. La tecnología de CANDELA tiene, internacionalmente, la aprobación de la Administración de Comestibles y Fármacos de los U.S.A. (FDA) y de su homónima europea. A nivel nacional tiene la aprobación de la Administración Nacional de Fármacos, Comestibles y tecnología Médica (ANMAT).

El asesoramiento de personal especializado deja determinar qué sistema es más recomendable para cada paciente conforme al género de piel, color y grosor del pelo, presencia o bien no de perturbaciones hormonales, entre otros muchos factores que el profesional deberá valorar. En la primer consulta se notifica sobre condiciones anteriores, cantidad de sesiones, intervalos entre las sesiones y cuidados siguientes. Por tal razón en el momento de decantarse por un procedimiento de depilación por láser es fundamental buscar centros o bien institutos que cuentan con un respaldo médico, que esté manejado por dermatólogos o bien cirujanos plásticos y que todos y cada uno de los equipos tengan las aprobaciones de seguridad pertinentes.

¿Es verdaderamente eficiente?

El tratamiento de depilación por láser es eficiente cuando el pelo se halla en la fase de desarrollo activo. Los folículos pilosos en la fase de reposo o bien de reposo precisan mejorar hasta la fase activa para someterlos al tratamiento.

Con el sistema láser, en cada una de las sesiones, se suprimen el novecientos noventa y nueve por ciento de los pelos que se hallan en la etapa de desarrollo activo. Tras las primeras sesiones pueden aparecer nuevos pelos, mas estos son aquellos que a lo largo de la depilación se hallaban en la fase de transición o bien reposo. Por ende, en ocasiones, se precisan múltiples sesiones para conseguir una reducción permanente del pelo.

En la primera sesión los pelos desaparecen por un instante y otros son expulsados por los folículos en los días siguientes, al paso que la piel continúa suave y sana.

El desarrollo del pelo cambia de una persona a otra, conforme a la edad, el sexo, metabolismo, las hormonas y otros factores que pueden afectar dicho desarrollo. Del mismo modo, todo pelo cumple con las próximas fases:

1- Lleva por nombre Anágena a la fase de desarrollo activo del pelo. A lo largo de esta etapa, el pelo contiene una exuberancia de melanina y por ende es más receptivo al láser. El vello en esta fase es el más perjudicado por el tratamiento.

dos- Catágena es la fase de transición cuando el desarrollo se detiene, mas no se cae aún el pelo. El folículo piloso se encoge en esta fase mientras que el pelo se prepara para ser expulsado.

tres- La fase en la que el pelo descansa lleva por nombre Telógena, a lo largo de la que el viejo pelo se cae de cara al desarrollo del nuevo pelo. El folículo piloso no es tratable a lo largo de este tiempo.