En Guinea, los blogueros quieren cambiar la política

Actualidad

Hace 4 años, los bloggers activos de Guinea Conakry se contaban con una sola mano, y sobraban dedos. El día de hoy, ochenta de ellos son parte de la plataforma Ablogui, la asociación de bloggers del país. Y no solo se han agrupado sino, además de esto, se han planteado un propósito fundamental: participar en las elecciones presidenciales previstas para el mes de octubre. Mas participar con mayúsculas. No en favor de un aspirante o bien otro, sino más bien rehabilitando el alegato político, empujando a los aspirantes a dejar de lado las palabras que despiertan los sentimientos menos racionales y obligándoles a que charlen sobre sus programas de medidas.

Fodé Sanikayi Kouyaté es un frecuente del cosmos digital de África occidental. Conectado con twitteros y bloggers de otros países, es corriente ver a este guineano implicado en las campañas y también ideas que recorren las redes al oeste del continente. Él es el presidente de Ablogui y uno de los impulsores más persuadidos del proyecto GuineeVote, que está a puntito de lanzar oficialmente la primera fase de su estrategia, conforme las informaciones de los impulsores de la plataforma. Los objetivos esenciales de esta iniciativa son observar el desarrollo de las presidenciales que, salvo cambios de planes de última hora, deberían festejarse en el mes de octubre; cooperar en que estos comicios sean trasparentes y favorecer que, a lo largo de la campaña, el alegato político se centre en las medidas que cada aspirante plantea y no en temas más sentimentales como la pertenencia étnica.

#GuinéeVote est une plateforme Web participative autour des élections en #Guinée. Rejoignez le projet citoyen porté par @ablogui

— GuinéeVote (@GuineeVote) agosto dos, dos mil quince
Conforme el presidente de Ablogui, GuineeVote aspira a ser “una plataforma participativa de vigilancia ciudadana de las elecciones que no se limitará solo a las votaciones sino va a tener continuidad después para observar el cumplimiento de los compromisos”.

“Estamos habituados a debates políticos subjetivos”, explica Kouyaté, “y que están lejos de las preocupaciones de los ciudadanos. Al final, no se votan los programas, sino se vota a las personas. Los partidos han sido inútiles de hace una divulgación adecuada de sus medidas, no saben movilizar a los ciudadanos en torno a los programas con lo que les resulta más simple decantarse por el comunitarismo, por la pertenencia étnica. Esa es la obsesión de la iniciativa hacer virar el alegato político. Desde las arengas simplistas y ramplonas que apelan a las diferencias étnicas, que exacerban los ánimos y que, de forma frecuente, conducen a tensiones e inclusive violencias, cara una comparación de las medidas propuestas que fuerza a los políticos a ser edificantes en el momento de procurar persuadir a sus votantes y congruentes en el momento de ejercer el poder.Parte de los miembros de Ablogui durante una sesión de formación.

Los impulsores de la iniciativa se han ido poniendo en contacto con los partidos a lo largo de las últimas semanas, si bien las candidaturas terminantes no están claramente ratificadas. La plataforma GuineeVote cobijará los programas de todos y cada uno de los aspirantes y usará para cotejarlos la herramienta voxe.org, que se ha empleado en otras elecciones en Europa y E.U., esencialmente. “Si un partido no nos manda su programa, su perfil va a estar presente mas aparecerá en blanco, con lo que va a parecer que no tiene programa. Son los que deben valorar si eso les interesa”, comenta Kouyaté.

Las redes asimismo pueden ser un peligro
Los bloggers han asumido esta responsabilidad para eludir las tensiones sociales que pueden producir unas elecciones presidenciales. “La cuestión étnica está presente en Guinea”, apunta el representante de Ablogui, “eso es indiscutible. Mas, además de esto, los medios muy frecuentemente aumentan esa tensión. Discutir sobre los programas es la forma de rebajarla, de aliviar los ánimos”. Fodé Sanikayi Kouyaté explica que esta toma de responsabilidad es además de esto una necesidad: “En las elecciones de dos mil diez había mucha información que se había puesto en circulación con la voluntad de crear una tensión para llevar a la confrontación y eludir otros debates. Por fortuna, en ese instante, no había demasiado conexión a internet. Mas ahora este ha eclosionado y no nos podemos arriesgar a que se propaguen esas informaciones sin una contestación, sin contrarrestarla”.

De cara a las próximas presidenciales, los ciberactivistas se han propuesto hacer del ambiente digital un contrapeso de los medios usuales por medio de los blogs mas leidos, de las redes sociales y de su plataforma. “Nosotros estamos comprometidos”, explica Kouyaté, “no tenemos intereses partidarios y como ciudadanos somos los primeros interesados en que las elecciones sean trasparentes y sosegadas. Podemos ofrecer la neutralidad que hace falta”. Y en este sentido los bloggers confían en el factor numérico, como explica su presidente: “En los medios tradicionales, es suficiente con que se corrompa al dueño a fin de que el medio adopte un enfoque partidista. En nuestro caso, deberían corromper a cientos o bien miles y miles de personas y, obviamente, eso es más complicado”.

Las elecciones pueden ser tensas
Cuando se le pregunta sobre el tiempo previsible de las elecciones, Fodé Sanikayi Kouyaté responde con firmeza: “Puede haber tensiones, pues a los políticos les interesa que se fije la atención sobre las cuestiones que producen esa tensión, el comunitarismo. Además de esto, ciertos informes de observadores ya han dicho que la CENI (la comisión independiente encargada de la organización de las elecciones) está técnicamente limitadísima. Y hay una crisis de confianza, tanto de los políticos entre sí, como de los ciudadanos cara los políticos”.

Aparte de mudar el alegato cara un discute sobre las medidas propuestas por cada aspirante, Ablogui tiene otro objetivo: implicar verdaderamente a los ciudadanos en ese proceso. “Tenemos que lograr que la población sea siendo consciente de que no se puede dejar llevar por los alegatos étnicos, mas además de esto que deben tener un papel protagonista en las elecciones”. El presidente de la organización de bloggers espera que los ciudadanos se comprometan en la vigilancia de las elecciones. “No es suficiente con depositar el voto. Si esperas a que se haga el recuento en tu instituto electoral y después, cuando se hagan públicos los resultados se corresponden con lo que has visto, vas a saber que tu voto ha sido escuchado, si no, vas a poder denunciar que ha habido irregularidades”, apunta Kouyaté, para explicar el papel de lo que llaman los y también-observateurs.

En los planes de la organización está que estos y también-observateurs estén repartidos por las treinta y tres prefecturas del país. “El panorama digital no es igual en Conakry (la capital) y en el ambiente rural, conque la pretensión es dar ciertas sesiones de capacitación a los ciudadanos interesados”, explica Kouyaté. Si bien el presidente reconoce que, para esto, precisarán buscar coaliciones y, sobre todo, independencia financiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *